KRANNICH SOLAR BLOG

global solar distribution
Determinación del coeficiente de fricción para instalaciones en cubiertas planas

Determinación del coeficiente de fricción para instalaciones en cubiertas planas

Cómo determinar fácilmente el coeficiente de fricción para instalaciones en cubiertas planas.

Una instalación en un tejado no debe ser peligrosa y siempre debe garantizar la seguridad de las personas que se encuentren cerca. Esto requiere una conexión suficientemente fuerte entre la subestructura y el tejado. Con un montaje clásico sobre un tejado de dos vertientes, la seguridad se garantiza mediante una conexión fija entre el gancho de tejado y las vigas. Por contra, en instalaciones sobre cubiertas planas esta se realizada únicamente mediante fricción.

La fricción estática depende del peso de toda la instalación (módulos + subestructura + contrapeso), así como de la interacción de los materiales existentes (revestimiento del tejado + estera de protección del edificio del sistema de montaje). Esto da como resultado el denominado coeficiente de fricción (símbolo de fórmula μ), que se requiere para el cálculo de la estática de los programas de diseño, por ejemplo, de K2 Systems. Por razones de seguridad, es imperativo que las condiciones in situ se determinen correctamente.

Procedimiento para las pruebas in situ

Para determinar el coeficiente de fricción se utiliza el denominado bloque de fricción Königsberger, con el cual se puede precisar el valor de forma rápida y sencilla.

fuente de imagen: K2 Systems

Incluye una báscula de resorte de precisión y un bloque de fricción que se puede equipar con muescas con diferentes superficies cotidianas. El peso de prueba es exactamente 1 kg, para simplificar el cálculo subsiguiente del coeficiente de fricción.

Una vez seleccionadas las superficies adecuadas, el bloque se arrastra con la balanza de resorte sobre la superficie que se quiera probar. El coeficiente de fricción se calcula dividiendo el valor mostrado entre el peso del bloque de prueba (1 kg).

En este caso, el valor es: 300 g = 0,3 kg. Esto corresponde a un coeficiente de fricción de:
μ = 0,3 kg/1 kg = 0,3


Esta prueba debe realizarse in situ en varias ubicaciones (borde, esquinas y zona media), tanto con clima húmedo como seco. Así se simulan todas las condiciones que podrían darse realmente en la vida cotidiana. El valor más bajo se usa como base para un cálculo posterior.

La evaluación adecuada de este valor debe llevarse a cabo de manera estándar en todas las circunstancias, ya que un acto negligente puede causar daños graves e indirectos y, en el peor de los casos, representar un peligro para la vida de las personas.

02.05.2018 21:23
por Maik Wünsche

Volver