KRANNICH SOLAR BLOG

global solar distribution
Jannis Drixler, juventud y liderazgo en la dirección de Krannich Solar

Jannis Drixler, juventud y liderazgo en la dirección de Krannich Solar

El sector de la energía fotovoltaica dio un giro de 180 grados con la aprobación del Real Decteto 244/2019, gracias al cual se regulaban por fin las condiciones para el autoconsumo de energía eléctrica. Año y medio antes de este esperado hito, Krannich Solar España ya vivía una situación de creciente optimismo, con la llegada de un nuevo gerente.

Jannis Drixler aterrizó en Picanya (Valencia) en octubre de 2017, después de casi dos años en la central germana. Tiempo suficiente para ganarse la confianza de Kurt Krannich -fundador de la compañía- y Jens Ulrich -director de negocio internacional- y aceptar el reto de dirigir la filial más longeva de la empresa, que este año celebra su 15º aniversario.

Desde su llegada, la comercializadora de material fotovoltaico ha experimentado un crecimiento exponencial y ha alcanzado una cuota de mercado, tanto en España como en Portugal, que parecía impensable tan solo unos años atrás. El nuevo real decreto fue el caldo de cultivo perfecto para una tendencia al alza que ya se venía intuyendo desde el momento en que Jannis cogió el mando y aplicó una estrategia comercial que apuesta decididamente por los grandes proyectos en materia de autoconsumo, sin olvidar la parte residencial, y siempre con material de calidad.

Este desarrollo en la península ha provocado que la parte de exportación (desde Valencia se sirve material a más de 40 países) también haya aumentado en sobremanera, y gracias a este éxito se han podido abrir nuevas filiales en países de Latinoamérica como por ejemplo Brasil, uno de los ejemplos más recientes.

La formación ha sido otro de los pilares básicos en la política de empresa implantada por Drixler. Durante estos años se han potenciado los UniKrannich -cursos técnicos dirigidos a los instaladores- pero también se ha abogado por una continua formación interna, tanto del departamento comercial como del departamento técnico, con el objetivo de contar con un equipo sobradamente preparado para los retos de un mercado en constante evolución como es el de la energía fotovoltaica.

El idioma no fue una barrera para Jannis Drixler en ningún momento. Natural de Graben-Neudorf, un municipio situado a 80 km al norte de Stuttgart (Alemania), su inquietud por viajar y conocer nuevas culturas le llevó a realizar un intercambio en México mientras estudiaba International Management. Allí estuvo un año, y durante este periodo aprendió nuestro idioma con un curioso acento chingón que todavía hoy conserva. Además de alemán y castellano, Jannis también habla inglés y un poco de francés.

Esta habilidad con los idiomas le llevó a convertirse en el International Business Manager de Krannich Solar Alemania, encargándose de supervisar y dar apoyo a todas las filiales de habla hispana del grupo. Pese a su juventud, su ya dilatada experiencia y una fuerte iniciativa le abrieron las puertas de la gerencia en España.

Durante el tiempo que lleva en nuestro país, Jannis Drixler no ha parado de crecer profesionalmente, lo cual se refleja también en los resultados comerciales de la filial al cierre de cada nuevo ejercicio. Desde el primer momento, el CEO de España y Portugal ha demostrado poseer todas las cualidades que se le presuponen a un líder: sabe delegar y trabajar en equipo, es transigente, paciente y buen comunicador, le gusta marcar directrices y objetivos, pero dejando libertad a los trabajadores en los que confía plenamente, cuida los pequeños detalles en las relaciones humanas, y sabe defender su criterio con argumentos contrastados.

Un liderazgo en la sombra, sin afán de protagonismo -Jannis trata de huir siempre de estar en el foco de atención- que le ha hecho ganarse la confianza y la admiración de sus compañeros y compañeras, con los que le gusta compartir momentos distendidos fuera de la oficina. Una visita a la bolera, una cena improvisada o un concurso de paella (que por cierto ganó); cualquier excusa es buena para hacer piña y estrechar lazos entre departamentos.

En el plano corto, Jannis es una persona cercana, con sentido del humor y con una gran conciencia social. De hecho, estuvo ejerciendo durante un año de voluntario en Johannesburgo (Sudáfrica), con la ONG Nikosi’s Haven, y cuando ha tenido ocasión también ha impulsado iniciativas solidarias en Krannich.

Aunque continúa guardándole un gran aprecio a México, ya siente que su segunda casa es España. Después de tres años en Valencia, se considera un enamorado del vino, de las tapas y del queso (especialmente el de trufa). Otra de sus pasiones es el deporte. No perdona un día sin levantarse a las cinco y media de la mañana para ir al gimnasio, y recientemente se ha comprado una bicicleta de montaña para salir de ruta. También tiene afición por el póker e interés por la bolsa. Y un último detalle inconfesable es que, a pesar de que le gusta todo tipo de música, tiene predilección por el reggaetón.

Con un carácter afable, la metodología de trabajo alemana y el conocimiento de los mercados español y portugués, Jannis Drixler parece el hombre ideal para estar al frente de la filial más exigente del grupo. Los resultados durante los casi tres años que lleva con nosotros hablan por sí solos y, con el apoyo de su equipo, ha demostrado estar a la altura de este gran reto que supone dirigir Krannich Solar España.

13.07.2020 09:34
por Pau Borredá

Volver